Más de cuatro años de trabajo comunitario en Tetuán. Enre que enre. Encuéntranos en la c/ Anastasio Herrero, 10. Estrecho, salida c/ Manuel Luna.

lunes, 15 de septiembre de 2014

Comunicado de Radio Almenara


Mientras el barrio se organiza los medios de comunicación y delegación del gobierno intoxican a la opinión pública.


En las últimas semanas diversos medios de comunicación, han mal informado de un asunto que a nuestro entender es muy delicado para nuestro barrio. Consciente o inconscientemente, han conseguido criminalizar la respuesta vecinal que se ha producido contra el espacio en el que neonazis ligados al MSR (Movimiento Social Republicano) realizan actividades xenófobas.


Este no es un conflicto entre bandas de extrema izquierda y de extrema derecha. Como parte del barrio, vemos y compartimos la preocupación por la presencia de este grupo neonazi y de su sede, llamado “Hogar Social Ramiro Ledesma”. Prueba de ello, son las diversas movilizaciones vecinales de repulsa en las que estamos participando. Nos hemos manifestado el sábado 30 de agosto, hemos asistido a las multitudinarias asambleas vecinales, las próximas concentraciones periódicas de las tardes de los domingos, etc. Repetimos, no es un conflicto entre bandas, no es una guerra entre ultras de derechas contra okupas de izquierdas. Es la respuesta social ante la presencia de un grupo de neonazis organizado que difunde el mensaje del miedo, la violencia y el odio, ese es su programa. Este es un barrio que construye redes de solidaridad y apoyo mutuo sin discriminar por color de piel u opción sexual.

La respuesta vecinal está siendo diversa, tan diversa como el barrio, recientemente diferentes asociaciones del barrio hemos hablado con la Concejala del Distrito, Paloma García Romero, para trasladarle la sensación de alarma social que sentimos y percibimos en Tetuán. Así como el convencimiento de que su mera presencia requiere una respuesta común contundente, y eso es responsabilidad de todas y todos, también de las instituciones. Si los medios de comunicación y periodistas que aludíamos al principio pretenden ocultar, difuminar o tergiversar estas agresiones racistas, para quitarles importancia o desacreditarlas, nosotras personas que habitamos este barrio, tenemos constancia de que ese sentimiento de miedo existe y que han sido varias las agresiones cometidas tras la llegada de los nazis al barrio, todas ellas constatadas:

- Una chica de 18 años fue insultada y escupida en la calle Francos Rodríguez por personas de extrema derecha porque no les gustaba su camiseta y los colores de su pelo.
- Una pareja de jóvenes que realizaba malabares tuvo que refugiarse en un supermercado al ser perseguido por varios neonazis que les amenazaron de muerte.
- Un joven de 22 años recibió una paliza a manos de varios neonazis por el color de su piel.
- Otro joven que repartía octavillas en solidaridad con un joven represalidado en la última huelga general fue golpeado por 5 neonazis en Bravo Murillo el sábado pasado.
- Y por último tenemos el caso de un hombre que según su primera versión fue acuchillado por un grupo de 4 neonazis con caretas blancas durante la noche del domingo. Este hombre cambió al día siguiente su versión ante la policía y dice ahora que tropezó y se hizo las heridas con unas botellas que el mismo llevaba.

Finalmente, si la Delegada de Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, insta al desalojo de la Enredadera de Tetuán, Centro Social donde, hasta la fecha, se ha venido organizando parte de la respuesta vecinal, desde aquí mostramos una gran preocupación por lo que entendemos es una amenaza directa al tejido social de Tetuán. Esta noticia es un síntoma muy claro de la baja calidad democrática que existe en nuestras instituciones. Si cientos de personas, decenas de colectivos, asociaciones, grupos de todas las edades, orígenes e ideologías nos ponemos a trabajar conjuntamente por la convivencia en Tetuán, cualquier actuación en su contra, como es desmantelar el espacio en el que nos venimos juntando, es un cheque en blanco a favor de los grupos nazis que luchan a favor del odio y contra la democracia. No lo consentiremos. La Enredadera lleva colaborando años con diferentes asociaciones vecinales del distrito en diversas actividades como el Carnaval Popular de Tetuán organizado por la Plataforma de Asociaciones de Tetuán. En el centro se desarrollan actividades como charlas, teatro, recitales, proyección de películas y documentales y, en los últimos días, las asambleas vecinales, que recordamos que siempre han sido abiertas a todas las personas del barrio.

Queda demostrado que para frenar la alarma social que se está produciendo en el barrio por la presencia de grupos neonazis, ciertas autoridades, como es el caso de Cristina Cifuentes, se ven obligadas a realizar declaraciones disparatadas y sin sentido como ha sido la de “instar a desalojar la Enredadera”, cuando ni si quiera se ha parado a pensar si podría hacerlo legalmente, equiparando ante la opinión publica el trabajo de solidaridad que se realiza desde este Centro Social con las acciones xenófobas que se fomentan desde la sede neonazi .

Fruto de esta intoxicación, también la policía ha estado hostigando distintas zonas de confluencia vecinal como ha sido estos días el Centro Social la Enredadera, por ejemplo con la presencia continua durante una tarde un vehículo de la policía secreta frente a la puerta, o el continuo paso de furgones de la Policía Nacional.

Por estas razones queremos mostrar nuestro apoyo y solidaridad con quién los medios hoy han señalado y equiparado con los xenófobos y además denunciar que el mayor daño que nos produce la presencia de grupos neonazis en el barrio es el tiempo que nos quitan para construir verdaderas redes de apoyo mutuo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario